Infiltraciones de bótox

¿Qué precauciones debes tomar después de infiltrarte bótox?

Precauciones después de infiltrarse bótox

  |   Consejos   |   No hay comentarios

El bótox o toxina botulínica, es una proteína cuya función principal es bloquear la conexión del nervio con el músculo, obteniendo como efecto la relajación temporal del músculo. Un tratamiento con toxina botulínica, no hay que tomarlo a la ligera; por eso es importante saber qué precauciones debes tomar después de una infiltración de bótox.

Un tratamiento con bótox, está indicado para aquellas personas que quieran reducir las arrugas de expresión en su rostro. Tiene otras indicaciones, pero en este post, nos centraremos en las puramente estéticas.

¿Dónde se infiltra el bótox?

Nuestro cuerpo se compone, entre muchas otras cosas; de huesos, músculo, grasa, piel y agua, anatómicamente hablando.  Hay que tener en cuenta, que el movimiento de los músculos se suele reflejar en la piel, y sobre todo en determinadas zonas, donde la cantidad de grasa es mínima.

Si nos centramos en el tercio superior de la cara, comprobaremos que esta zona tiene poca grasa. Por este motivo, suele ser el lugar donde habitualmente se infiltra el bótox.

¿Cual es la función principal del bótox?

La función de la toxina botulínica; es bloquear la conexión neuromuscular local. Debido a su función, es muy importante que sólo actúe en el lugar preciso de infiltración, así que debemos mantener la zona lo más estática posible durante las primeras horas tras el tratamiento.

A la hora de infiltrarse el bótox, el médico estético deberá, ante todo, hacer gesticular al paciente para que los músculos que se vayan a infiltrar estén activos, y podamos ver qué tipo de arrugas producen.

Siempre que empleemos este tratamiento de medicina estética, debemos hacer un amplio historial clínico al paciente acerca de sus antecedentes, alergias, infiltraciones previas…

Puntos para infiltrar el bótox

Una vez el médico estético haya observado el movimiento de los músculos que va a tratar, véase en este caso el músculo frontal (el que causa las arrugas de la frente), el músculo corrugador de las cejas (el que forma las arrugas del entrecejo) y el músculo orbicular de los ojos (el músculo que causa las patas de gallo), empezará a calcular la dosis necesaria así como los puntos exactos de infiltración.

Es muy importante acudir al mejor médico estético. Para obtener un resultado correcto y satisfactorio, es imprescindible que el médico estético que hará el tratamiento con bótox, tenga una amplia experiencia en la materia. Una vez identificados los puntos de infiltración, se procede a comenzar el tratamiento.

En este momento, hay que ir con sumo cuidado, ya que cualquier desviación puede tener una nefasta repercusión. El objetivo es que el producto (toxina botulínica), actúe única y exclusivamente ahí. De ahí la importancia, que durante las siguientes horas, el paciente ejercerza ningún tipo de presión o movimiento en los puntos infiltrados. Seguir estos consejos, es la mejor forma de que no exista una migración del producto hacia otros grupos musculares.

Precauciones al infiltrar bótox

Después de realizar un tratamiento con bótox, es muy importante que durante las 3 ó 4 horas posteriores, el paciente tenga extrema precaución. Es imprescindible tener en cuenta que no se puede tocar, bajo ningún concepto, la zona infiltrada.

Cuando decimos que no se debe tocar la zona infiltrada, nos referimos a que no se deben hacer cosas como; apoyar la mano en la cabeza, usar gafas de sol, ponerse un casco de moto, bici, esquí… Es muy importante no presionar la zona, no usar gorros de piscina, incluso no dormir; ya que podríamos movernos, de forma inconsciente, y apoyar el peso de la cabeza en la zona contralateral.

Si no tenemos en cuenta estas indicaciones, podríamos favorecer el traslado del producto hacia otro lado, cuyo resultado podría tener repercusiones negativas.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que tras la infiltración con bótox, en los puntos de infiltración siempre aparecen pequeños habones ya que eso corresponde al producto infiltrado, estos pequeños habones se reabsorben en cuestión de minutos, habitualmente antes de que el paciente salga de la consulta ya suelen estar totalmente reabsorbidos.

Tras un tratamiento con bótox el paciente puede realizar sus actividades cotidianas, trabajar, estudiar, pasear, … la única precaución es NO TOCAR LA ZONA INFILTRADA EN LAS SIGUIENTES HORAS, para evitar la migración del producto, y que sólo actúe en los músculos seleccionados por nuestro médico estético.

Si todavía tienes dudas acerca de un tratamiento estético con infiltraciones de bótox, puedes solicitar una visita en Clínica Vieira, para ampliar información.

Precauciones después de infiltrarse bótox
5 (100%) 16 votes

No hay comentarios

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.