medicina estética barcelona

Tratamientos de medicina estética con PRP

Plasma Rico en Plaquetas – PRP

Los factores de crecimiento plaquetario, también conocidos como plasma rico en factores de crecimiento, configuran una de los procedimientos más utilizados en el rejuvenecimiento de la piel. En términos científicos, se conoce la sustancia como un preparado autólogo y, por consiguiente, la seguridad que aporta al paciente es alta y su aplicación no presenta ningún tipo de reacción adversa al ser del propio paciente.

Finalidad del plasma rico en plaquetas

La finalidad principal del tratamiento de medicina estética con PRGF (Plasma Rich in Growth Factors) es mejorar la hidratación, elasticidad y calidad de la piel, aportando mayor luminosidad y tersura a nuestro rostro. Sus efectos se consiguen mediante la mejoría de la circulación local, la regeneración y activación de la producción de colágeno y elastina así como otros precursores celulares.

 

En un principio, el PRP, se desarrolló para regenerar el tejido óseo en implantes dentales (cirugía oral), con el tiempo, encontramos otro tipo de aplicaciones en áreas muy diferentes de la medicina. A través de los traumatólogos, se extendió a la medicina del deporte y esta evolución tiene mucha lógica, porque ayuda en los procesos de recuperación.

Beneficios del PRP

El PRP, también conocido como PRGF (sus siglas en inglés Plasma Rich in Growth Factors), tiene muchos beneficios para el paciente, porque se consigue una recuperación bastante rápida y se reducen en gran medida los riesgos de sufrir complicaciones, ya que el tratamiento se basa en la infiltración del plasma del propio paciente.

 

En medicina estética y dermatología, los factores de crecimiento plaquetario se han utilizado para tratar el acné, cicatrices y alopecia (tanto en hombres como en mujeres). Sin embargo, su principal aplicación es la relacionada con el rejuvenecimiento cutáneo: sobretodo en el tercio medio facial, la región del cuello, el escote, el dorso de las manos, etc. Los factores de crecimiento puede aplicarse en pieles jóvenes en caso de prevención o, en pieles más maduras para frenar los efectos del paso del tiempo, como también para fines regenerativos y correctivos. El tratamiento no presenta contraindicaciones, puesto que no causa alergias o reacciones ya que se extrae del plasma del propio paciente.

 

El tratamiento puede aplicarse en todos los tipos y tonos de piel. La técnica consiste en extraer una pequeña muestra sanguínea del paciente mediante una extracción venosa que será procesada y centrifugada con el fin de obtener los factores de crecimiento del plasma del propio paciente. El plasma enriquecido obtenido se aplicará en cara, cuello y escote con el fin de regenerar los tejidos y ralentizar los efectos del envejecimiento. Se conoce como un método natural y fisiológico, ya que utiliza las proteínas del organismo, que se seleccionan y se concentran para reparar los daños causados debido al proceso del envejecimiento.

 

Al finalizar el procedimiento, cabe esperar una leve inflamación y enrojecimiento durante los primeros minutos u horas. En algunos casos muy puntuales y en zonas muy vascularizadas cabe la posibilidad de la aparición de algún pequeño hematoma puntual en el punto de la infiltración que pueden ser visibles durante 2 ó 3 días y se pueden camuflar totalmente con el uso de maquillaje.

 

El número de sesiones que puede realizarse cada paciente depende de la condición de la piel, hay que evaluar siempre cada caso de forma individualizada ya que la piel de cada paciente es distinta, ya que en ello influyen varios factores tanto internos como externos. Normalmente, el plan de tratamiento en nuestro centro de medicina estética incluye un programa de 3 sesiones, espaciadas una vez al mes aproximadamente dependiendo de cada paciente y posteriormente una sesión de mantenimiento cada 3 meses coincidiendo con los cambios estacionales.

 

Los resultados en un tratamiento PRP permiten estimular, potenciar y acelerar la regeneración de tejidos, produciendo un aumento del espesor de la piel, aportando de este modo una mayor suavidad, luminosidad y suavizar los efectos del paso del tiempo.

 

La forma en que se obtiene el plasma y la manipulación del mismo son procedimientos extremadamente importantes, por lo que deben llevarse a cabo en las condiciones óptimas y por manos de médicos estéticos especializados y expertos en la materia. Con el fin de garantizar el éxito en los resultados, es crucial llevar a cabo una evaluación médica y analítica, para así corregir y optimizar la calidad del PRP.

Tratamientos relacionados

 

Siéntete bien por fuera y por dentro

Plasma rico en factores de crecimiento – PRP
5 (100%) 17 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.