medicina estética barcelona

Peeling Facial

¿Qué es un Peeling?

Junto con las infiltraciones de bótox y los demás rellenos dérmicos, los peelings químicos completan el triunvirato óptimo y necesario para el rejuvenecimiento facial completo. Principalmente, el tratamiento se utiliza para rejuvenecer la piel, mejorar su calidad, eliminar las arrugas más superficiales, mejorar cicatrices de acné y reducir manchas solares o leves irregularidades en la pigmentación.

 

El método consiste en la aplicación de una sustancia química sobre la superficie cutánea que dará lugar a una exfoliación controlada de ésta. Su acción es la de renovar las capas superficiales y medias de la dermis e incrementar la producción de colágeno y elastina, y con ello recuperar la firmeza y elasticidad perdida, aportando una mayor luminosidad. Los peelings químicos suelen durar entre 15 y 30 minutos e implican una aplicación suave de unas soluciones de características y concentraciones específicas en las áreas que el paciente desea tratar. Aunque principalmente se utilizan en la cara, también pueden aplicarse para mejorar la piel del cuello y escote y las manos.

 

En nuestro centro mantenemos un protocolo estricto en cuanto a preparación, ejecución y recuperación de cada uno de los tratamientos, y los peelings químicos no representan ninguna excepción. Por ello, conforman una técnica segura y que siempre está bajo el control y la supervisión del médico estético especialista.

 

Los peelings químicos, si son medios o superficiales, no necesitan anestesia y se realizan de forma ambulatoria con lo cual la recuperación es prácticamente inmediata si los comparamos con los profundos. Son sesiones relativamente rápidas y el tiempo medio de estancia en la clínica de medicina estética no suele superar los 45 minutos.

 

Destacar que es muy importante proteger del sol las zonas a tratar y utilizar una buena protección solar, no solamente después del tratamiento estético, también unos días antes para evitar posibles efectos adversos debido a la luz solar y su interacción con el ácido. Así que no es recomendable tomar el sol durante las 3 ó 4 semanas anteriores y sobre todo después del tratamiento.

 

Al finalizar, el paciente puede presentar molestias en forma de incomodidad y escozor temporal, que desaparece pasados unos minutos u horas. En estos casos, se debe acceder a cremas apaisantes prescritas y utilizar protección solar diariamente tras someterse al tratamiento. Con el cuidado posterior de los resultados, éstos pueden ser de muy larga duración.

 

Para mantener los resultados de un peeling químico y hacer del tratamiento una experiencia exitosa, es recomendable que los pacientes sigan los consejos que planteamos a continuación:

 

  • En función de las características cutáneas del paciente, es posible que se le prescriba una crema a aplicar los días anteriores al tratamiento.
  • Después del peeling químico, se debe evitar la exposición solar durante 3 ó 4 semanas dependiendo de la profundidad de penetración del tratamiento.
  • Es necesario utilizar una crema protectora todos los días durante las primeras semanas tras el tratamiento.
  • Después del procedimiento, es posible que tu piel se muestre roja y escamosa durante unos días. Por ello, es importante ser constante con los consejos post tratamiento.

 

En general, los pacientes de piel blanca y cabello claro son los mejores candidatos para las exfoliaciones químicas. Sin embargo, esto no significa que un paciente con un tono de piel más oscuro no puede adquirir buenos resultados, tan sólo hay que ser más precavido con los consejos post tratamiento. El éxito depende en gran medida del problema que se está tratando.

 

Es importante destacar que el peeling químico no es el procedimiento indicado para corregir líneas faciales profundas ni eliminar cicatrices profundas pero sí para reducir el tamaño de los poros, aportar mayor firmeza a la piel así como una mayor uniformidad del tono de la piel, eliminar leves arrugas faciales superficiales y aportar una luminosidad extra a nuestro rostro.

 

El peeling químico es un tratamiento de medicina estética que puede realizarse junto a otros, tales como: lífting facial, operación de nariz o bótox, por poner algunos ejemplos; ya que sólo actua a nivel dérmico sin interferir en absoluto con estructuras más profundas del rostro.

 

Si tienes alguna duda sobre este tratamiento estético, ponte en contacto con nosotros para abordar las preocupaciones que te suscitan los peelings químicos, ya que existe una gran variedad de peelings en función de los resultados que queramos conseguir en nuestra piel.

Tratamientos relacionados

 

Siéntete bien por fuera y por dentro

Peelings
4.81 (96.25%) 16 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.