medicina estética barcelona

Nutrición y dietética

Dietas y Balón Gástrico

 

¿Estás cansado de dietas con las que no consigues tu objetivo? Trazamos un plan personalizado especialmente pensado para ti.

Dietas de aporte proteico

 

Las dietas de aporte proteico consisten en la utilización médica de ciertos productos alimenticios, con unas características precisas y elaborados por un laboratorio médico. La finalidad de dichas dietas es la pérdida de peso de los pacientes, pero sólo del comportamiento graso, no del muscular.

 

Englobadas en el ámbito de las dietas de aporte proteico o proteicas, esta modalidad consta de unos preparados específicos que, administrados de la forma correcta y con una excelente suplementación de minerales, vitaminas y oligoelementos entre otros generan una pérdida de peso mantenida y promueven un estado general óptimo. Los productos nutricionales mencionados están compuestos por un elevado índice proteico y carentes de carbohidratos y grasas. Junto con ellos, se puede consumir una cantidad ilimitada de un listado de verduras permitidas.

 

El resultado de las dietas de aporte proteico es la eliminación de grasa localizada sin generar pérdida de masa muscular ni flacidez y conservando la vitalidad habitual. Son un tratamiento realmente eficaz para la pérdida de peso, siempre de forma rápida, saludable y sin que el paciente tenga continuamente sensación de hambre.

Dietas hipocalóricas

 

Las dietas hipocalóricas se basan principalmente en la restricción de calorías, es decir, en limitar los alimentos que aportan calorías al organismo. Se trata de consumir menos calorías de las que se queman durante la actividad física diaria, para así lograr la pérdida de peso.

 

Tras evaluar el metabolismo y las necesidades del paciente, el Dr. Vieira establece una serie de menús diarios que no pueden sobrepasar la cantidad previamente determinada de calorías. El objetivo principal es que el organismo de cada paciente adquiera la energía que necesita de la grasa corporal.

 

Para evitar la pérdida de masa muscular, el paciente que acceda a una dieta hipocalórica deberá realizar ejercicio físico que incluya el trabajo de todos los músculos: ejercicio aeróbico y ejercicio de fuerza. Si el paciente sigue los consejos del médico y realiza todos los pasos, la dieta se convertirá en una solución para el sobrepeso y la obesidad. Cabe recordar que su finalidad es la reducción de peso, pero también conseguir un posterior mantenimiento.

Dietas Disociadas

 

Las dietas disociadas se basan principalmente en un concepto básico: no mezclar determinados grupos de alimentos durante las comidas. La verdad, combinan los alimentos de la forma adecuada para así evitar la incompatibilidad de nutrientes. Se centran en la teoría del equilibrio entre ácidos y bases en el estómago, por lo que trabajan en función de las leyes de la digestión y dividen los alimentos en tres categorías principales:

 

  • Los glúcidos (pan, trigo, pasta, patata, cebolla, zanahoria, chocolate, arroz y azúcar)
  • Las proteínas (carne, pescado, lácteos light y frutos secos).
  • Los alimentos neutros (verduras, leche, quesos con más de 45% de grasa, mantequilla y aceites vegetales).

 

La idea de las dietas disociadas es, pues, no comer los tres tipos de alimentos al mismo tiempo. Las comidas se dividen en desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Los hidratos se toman en el desayuno o en el almuerzo, la fruta a media mañana o para merendar y las proteínas se dejan para la cena.

 

Las dietas disociadas permiten una distribución más lógica de los nutrientes y su objetivo es lograr el peso ideal sin la necesidad de pasar hambre o procesos de digestión pesados.

Balón Intragástrico

 

El Balón Intragástrico es un programa de pérdida de peso indicado para aquellos pacientes que sufren de sobrepeso o de obesidad. El dispositivo nos ayuda a perder peso gracias a la sensación de saciedad que produce y que, en consecuencia, reduce la cantidad de alimentos consumidos en cada comida.

 

El Balón Intragástrico es un balón de silicona suave y expansible que se introduce en el estómago a través de la boca, por lo que no se requiere cirugía. Durante las primeras semanas, el paciente podrá padecer náuseas y vómitos, ya que su organismo aún no se ha adaptado a la alimentación adecuada con la nueva situación. El balón deberá permanecer en el estómago durante 6 u 8 meses y, después, será retirado. Durante este periodo de tiempo el paciente también deberá seguir una dieta supervisada médicamente y un programa de alimentación para una correcta reeducación en su comportamiento alimentario.

 

El Balón Intragástrico tiene la finalidad de ayudar a los pacientes a perder peso, siempre con una observación estricta de la dieta por parte del médico. En la mayoría de tratamientos, el ritmo adecuado de pérdida gira en torno a 1kg por semana.

Dieta enteral proteica

 

Por lo general, las dietas enterales se pueden clasificar en función de diferentes variables. Si las catalogamos en función del equilibrio nutricional o, más específicamente, del contenido proteico, las dietas pueden ser: normoproteicas, hiperproteicas y especiales.

 

En las dietas normoproteicas, la proporción de proteínas es similar a una dieta equilibrada, constituyendo un 12-18% del valor calórico total y, en el caso de las hiperproteicas, la proporción es superior al 18%. Por otro lado, las dietas especiales son fórmulas voluntariamente desequilibradas para poder adaptarse a distintas situaciones metabólicas.

 

La dieta enteral proteica y las tipologías en las que se clasifica se han ideado para mejorar el cuidado nutricional de nuestros pacientes.

Tratamientos relacionados

Siéntete bien por fuera y por dentro

Valora este contenido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.