Miedo al Bótox

97

Temor al Bótox

  |   Consejos   |   No hay comentarios

Cada día acuden a consulta pacientes preocupados por su aspecto; en concreto con sus arrugas del entrecejo y de la frente, ávidos de una solución a su problema.

Cuando me hallo en esa situación; tiemblo antes de dar la respuesta adecuada, porqué ya se cómo van a reaccionar el 80% de los pacientes; cuando les diga que el tratamiento adecuado para solucionar esas arrugas es mediante el BÓTOX. Tiemblo porque acto seguido el paciente me va a decir: “¡Yo bótox ni hablar!“. “No me pienso poner nada de eso nunca porque te deforma la cara, te deja sin expresión“; o sino otra respuesta es “No, no, no, ni hablar porque mira a tal famosa como la han dejado después de ponerse el bótox“.

Obviamente yo también acudiría a la consulta con todos esos prejuicios y miedos si me pusiera a ojear las revistas del corazón, donde aparecen las fotos de las famosas con un “AAAARG” señalándole la frente o los labios hinchados. O cuando veo aparecer en los medios, depende que personajes públicos que no pueden ni pestañear del uso abusivo de la medicina estética; sin control ni criterio de un buen profesional.

Ahí es cuando tengo que explicar al paciente el porqué del bótox; y sobretodo y lo más complicado explicar el porqué de esas caras de las revistas tan inexpresivas, y cómo evitarlas y explicar dónde se infiltra el bótox y con qué fines se infiltra en cada zona; ya que la gran mayoría de pacientes vienen con la idea errónea que unos labios hinchados y deformados se debe al bótox; o que si se realizan el tratamiento con toxina botulínica van a quedar con una cara completamente artificial.

Tratamiento con Bótox

El tratamiento con toxina botulínica, comúnmente llamado bótox; es uno de los tratamiento estrella de la medicina estética actual.

Gracias al descubrimiento del bótox hemos podido tratar el tercio superior de la cara, sin necesidad de una intervención quirúrgica en muchos casos.

Las arrugas que aparecen en el tercio superior de la cara, es decir las arrugas del entrecejo, de la frente y de las patas de gallo son debidas al movimiento de los músculos que se encuentran justo debajo de esas arrugas. Hay que tener en cuenta que cuando queremos solventar un problema hay que ir a solucionar el hecho que lo provoca, lo mismo sucede en medicina estética para solucionar esas arrugas hay que tratar la musculatura que las provoca y para ello la única alternativa que hay es mediante el bótox. Con este tratamiento lo que vamos a conseguir es relajar la musculatura del tercio superior de la cara y como consecuencia vamos a atenuar las arrugas de estas zonas.

Sin miedo al bótox

Entiendo perfectamente el temor de los pacientes que acuden a la consulta frente al tratamiento con bótox pero una vez explicado el funcionamiento del tratamiento, los resultados que se van a conseguir y todos los pros y contras del tratamiento se dan cuenta de que es un tratamiento sencillo y seguro y que por desgracia ha tenido y tiene muy mala prensa.

Un paciente que se somete a un tratamiento con bótox no se le va a deformar la cara porque el bótox no actúa como un relleno, tampoco va a perder su expresividad porque la finalidad del bótox es ofrecer una imagen más relajada de nuestra cara no una imagen congelada de ésta! Por eso siempre hay que acudir a un buen profesional, que utilice buenos productos, con un buen conocimiento de la anatomía facial y sobretodo que sea cauto en la dosis infiltrada y que sepa mantener el intervalo de tiempo adecuado entre sesión y sesión.

Temor al Bótox
5 (100%) 16 votes

No hay comentarios

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.