Cómo afrontar la Medicina Estética Masculina.

Diferencias entre Medicina Estética Masculina y Femenina.

Medicina Estética, diferencia entre Mujeres y Hombres

  |   Consejos   |   No hay comentarios

Decir que los Hombres se preocupan más que antes por su aspecto físico, no es una novedad pero si miramos atrás; comprobaremos que no hace tanto tiempo que esto sucede de forma natural. ¿Recordáis el término metrosexual? Este concepto nació para definir a un tipo muy concreto de persona: el hombre que invertía dinero en sí mismo, que se preocupaba por su apariencia Estética y que además no lo ocultaba; no se escondía por ello. Quizás fuera el precursor de la normalización de la Medicina Estética Masculina. Corría el año 1994.

Si profundizamos un poco más en esta definición, podríamos destacar que ese hombre vivía principalmente en la ciudad; y que estaba al tanto de las últimas tendencias de la moda. Su principal objetivo era gustarse a sí mismo, pero no por egoísmo; sino porque le gustaba sentirse bien. Que uno quiera sentirse bien no es un acto egoísta, y puede ser un paso importante para estar bien con los demás; proyectar una buena imagen y actitud puede hacer sentir bien a los demás; aunque sea de forma indirecta.

Una de las principales características que definía a un hombre metrosexual, además de cuidar su aspecto físico, era que no se ocultaba por ello. El hombre metrosexual no se preocupaba por el “qué dirán”, se cuidaba y punto; sin pensar demasiado en lo que pensarían los demás por ello. Aquí hay un componente educativo muy fuerte, pero no es nuestra labor hablar sobre esto. Nosotros queremos destacar la parte más Estética de la cuestión.

Diferencias entre Medicina Estética Masculina y Femenina.

Un rostro masculino es diferente del femenino y los rasgos que los diferencian no son pocos, porque existe una gran variedad de factores que los hacen visualmente distintos. Si queremos obtener unos buenos resultados, saber tratar las diferencias entre los rasgos faciales masculinos y femeninos; es algo sumamente importante. Podemos decir que existen tratamientos faciales de Medicina Estética Masculina y Femenina; al menos en lo que a la definición del rostro se refiere.

Una de las principales críticas que reciben los profesionales de la Estética, es la falta de naturalidad en sus resultados. Aquí sucede lo mismo que en otras profesiones, también hay distintos niveles de profesionalidad; pero en nuestro sector es crítico porque puede afectar a la salud de nuestros pacientes. En Clínica Vieira trabajamos sobre dos pilares fundamentales:

  1. La seguridad de nuestros pacientes.
  2. Conseguir unos resultados 100% naturales.

Si nos centramos en el segundo punto, es muy importante diferenciar entre Hombres y Mujeres, porque en determinados tratamientos no los podemos tratar por igual; si lo hacemos así los resultados no serán satisfactorios. Los rasgos masculinos y femeninos son distintos, si al definir la cara de un hombre no lo tenemos en cuenta el resultado puede ser poco satisfactorio o incluso un fracaso. Un hombre con un rostro femenino va en contra de la naturalidad de esos resultados.

Los rasgos faciales de mujeres y hombres son distintos.

Las principales diferencias que podemos ver entre los rostros de mujeres y hombres, están por ejemplo en las cejas; éstas suelen estar más pobladas en el caso de los hombres, situándose por encima del hueso de la frente. Las mujeres las suelen tener menos pobladas, más arqueadas; y se sitúan por encima de los bordes de los ojos. En lo que a la nariz se refiere, las mujeres la tienen menos voluminosa y sus fosas nasales suelen ser más estrechas; a diferencia de los hombres, cuya nariz suele ser más gruesa y la distancia con el labio suele ser mayor. Si hablamos de tratamientos faciales, estas características diferencian claramente la Medicina Estética Masculina de la Femenina.

Si bajamos hasta la mandíbula también encontramos diferencias entre mujeres y hombres; la de los hombres suele ser más grande y pronunciada. El hueso mandibular de las mujeres suele ser más redondo, por contra, el del hombre suele ser más cuadrado. Esto hace que el mentón también tenga las mismas diferencias, si hablamos de Medicina Estética Masculina, debemos tener en cuenta que su forma también es más cuadrada. El mentón es uno de los rasgos más importantes a tener en cuenta, porque marca la diferencia entre sexos.

Como verás, nos tomamos muy en serio nuestro trabajo, y nos importa mucho que los resultados sean satisfactorios. Si quieres conocer nuestros tratamientos y cómo personalizamos nuestro trabajo, estaremos encantados de atenderte para poder explicártelo. Es muy fácil, puedes llamarnos, enviarnos un email; o rellenar el formulario que tienes a continuación. Tú satisfacción es nuestro mejor resultado.

 

 

 

 

 

 

 

Medicina Estética, diferencia entre Mujeres y Hombres
4.88 (97.5%) 8 votes

No hay comentarios

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.