medicina estética barcelona

Tratamientos Faciales con Bótox

Bótox

La toxina botulínica o bótox es una proteína natural purificada cuya finalidad es bloquear la conexión neuromuscular, consiguiendo así una relajación temporal de los músculos faciales tratados y, con ello, una piel lisa y tersa. Con este tratamiento de medicina estética facial se logra provocar un efecto lífting, un rostro relajado sin perder naturalidad, expresividad ni armonía facial.

 

La toxina botulínica tipo A en forma diluida, ofrece uno de los mejores resultados a la hora de eliminar arrugas y se ha convertido en las últimas décadas en uno de los tratamientos estéticos más comunes.

 

Tratamiento facial con bótox

 

El descubrimiento de dicha sustancia tuvo lugar en el año 1988, cuando los Dres. Carruthers la emplearon para tratar aquellos pacientes que presentaban “tics” en los párpados. Para aplicaciones cosméticas, el bótox se usa en pequeñas cantidades, lo que sugiere un alto margen de seguridad si pensamos que, para lograr efectos adversos en el paciente, habría que inyectar más de 200 unidades de una sola vez. Para atenuar las arrugas faciales, únicamente se necesitan cincuenta unidades o menos.

 

Una vez hecha la infiltración, totalmente indolora, con una aguja muy fina, se comienza a inhibir el movimiento muscular, de forma relajada. Este efecto es la causa de la desaparición de las arrugas y proporciona a la piel de la persona tratada, un aspecto mucho más freso y juvenil.

 

Es importante destacar que la función del bótox sólo afecta al músculo donde se infiltra, por lo que el resto de la musculatura y estructuras del cuerpo no se verán afectadas. En nuestra clínica de medicina estética centro todos los tratamientos con dicha sustancia se realizan según las recomendaciones de la Sociedad Española de Medicina Estética, un claro indicador de seguridad en la aplicación el bótox.

 

El índice de efectos secundarios en este tratamiento facial son extremadamente bajos y se dan en muy pocos casos, estos podrían ser, entre otros: rigidez o algún tipo de reacción alérgica. Este tratamiento de medicina estética está muy extendido. La mayoría de personas saben que no produce ningún tipo de dolor, no necesita tiempo de recuperación ni cuidados especiales de ningún tipo y se puede aplicar en verano porque la exposición de la piel al sol, no produce efectos secundarios.

 

El tratamiento se realiza en consulta de forma ambulatoria y no requiere anestesia ya que es indoloro. Es muy poco invasivo, pero sus efectos son incluso comparables a los conseguidos con determinados procedimientos quirúrgicos. Para actuar sobre aquellas arrugas molestas se utilizan agujas muy finas, por lo que los efectos secundarios del tratamiento se reducen a un discreto enrojecimiento de la zona tras la infiltración, que en apenas unos minutos se disipa. Las áreas de inyección más comunes para tratar las arrugas por contracción muscular son las siguientes:

 

  • Arrugas frontales.
  • Arrugas periorbiculares.
  • Arrugas del entrecejo.
  • Arrugas en labios y descenso de comisuras bucales.
  • Bandas verticales del cuello.
  • Arrugas peribucales.

 

Los efectos del tratamiento facial con bótox empiezan a ser visibles a partir de las 48-72 horas y su durabilidad suele ser de 3 a 6 meses dependiendo de la fuerza y movilidad de los músculos tratados y de la variación interindividual de cada paciente. Sin embargo, es importante destacar que los resultados son reversibles y, por lo tanto, los músculos tratados volverán a recuperar paulatinamente su capacidad de movimiento. Las sesiones sucesivas nos darán un efecto más duradero debido a la atenuación cada vez mayor de las arrugas de expresión, como consecuencia de una reeducación muscular a la hora de gesticular.

 

Los candidatos ideales para acceder a un tratamiento de bótox son todos aquellos pacientes que presenten arrugas de expresión en el tercio superior de la cara, que conozcan y entiendan el proceso, que no padezcan enfermedades neurológicas y que, además, sean realistas en cuanto a sus expectativas y resultados.

 

La popularidad del bótox en la sociedad actual es realmente innegable. Miles de pacientes en todo el mundo se han beneficiado de sus efectos anti-edad. Además de la seguridad que aporta al paciente, el tratamiento se define como un método simple y eficaz para actuar sobre las arrugas de expresión, que evita la cirugía y que, además, puede ser complementado con otros tratamientos como láser y rellenos.

Galería de casos

 

Tratamientos relacionados

 

Siéntete bien por fuera y por dentro

Guardar

Bótox
4.96 (99.26%) 27 votes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.