Hilos Tensores con efecto lifting

hilos tensores faciales

Beneficios de los Hilos Tensores Faciales

  |   Medicina Estética Barcelona   |   No hay comentarios

Cuando preguntamos qué motivaciones existen, en general, a la hora de hacerse un tratamiento estético, la respuesta más habitual es: eliminar o mejorar los signos de la edad. El objetivo principal de todas estas personas; es recuperar un aspecto más juvenil, rejuvenecer el rostro de forma natural. Es cierto que no podemos detener el tiempo, pero sí que estamos capacitados para frenar los signos que muestran el paso de los años. Hoy hablaremos de los Beneficios de los Hilos Tensores Faciales.

Un Tratamiento Facial con Hilos Tensores tiene un efecto inmediato. Nuestra piel está preparada para absorber estos hilos de forma rápida; con esta técnica, es como si de repente se frenara el paso del tiempo. Es un tratamiento muy beneficioso en todos los sentidos; al mismo tiempo que los resultados se notan de inmediato. Es una técnica poco invasiva, que no precisa de recuperación; el paciente se puede incorporar a su vida diaria rápidamente. Sabemos que esto es muy valorado entre los pacientes de nuestra clínica estética.

El material del que están compuestos los Hilos Tensores, es biocompatible, se puede aplicar en aquellas zonas que más se necesita: cuello, pómulos, óvalo facial, línea de la mandíbula, cola de la ceja, etc.

Es un tratamiento que los pacientes suelen repetir con frecuencia; animados por los grandes resultados que se obtienen. No existe una edad fija para someterse a esta técnica, en Clínica Vieira de Barcelona, recomendamos hacerlo cuando los signos de la edad (flacidez) sean evidentes.

Hilos Tensores y Medicina Estética.

Todas las personas del equipo, tenemos muy claro que nadie quiere pasar demasiado tiempo en la consulta del médico; es algo muy natural. Este debe ser el motivo por el que nos suelen preguntar, con mucha frecuencia, cuánto dura este tratamiento estético con Hilos Tensores. La duración del tratamiento per se; es de unos 30-40 minutos aproximadamente. En este tiempo podemos rejuvenecer un rostro, llegando a conseguir resultados muy similares a un ‘lífting’, pero sin el arduo postoperatorio que éste conlleva.

Lo más importante cuando hablamos de medicina estética, es la seguridad. Tener la certeza de que estás en buenas manos, y que el profesional atesora mucha experiencia, es un factor clave para obtener los mejores resultados. En medicina nunca debemos buscar el camino más rápido y sencillo; no valen las carreras y tampoco los atajos para llegar antes.

Un tratamiento con Hilos Tensores para rejuvenecer el rostro; no es algo sencillo que pueda realizar cualquier persona, debemos asegurarnos que se trata de un profesional con experiencia y mucha preparación.

Esta técnica es muy recomendable si quieres lucir una piel más joven, a continuación, detallamos algunos de los resultados que podemos observar en este tipo de tratamiento:

  • Unos pómulos más marcados, con sus mejillas más difinidas.
  • Unas cejas más arqueadas y bien posicionadas.
  • Mejoría de las arrugas faciales.
  • Un cuello más reafirmado.
  • En la zona de la papada podemos reducir la flacidez.
  • Definir la zona de la línea de la mandíbula.
  • En el contorno de los ojos, se pueden disimular las pequeñas arrugas…

Efectos después de aplicar este tratamiento facial.

Todo tratamiento estético puede tener sus efectos secundarios, en el caso de los Hilos Tensores, podrían aparecer hematomas y una pequeña inflamación; algo muy normal después de esta técnica y que remitirá en unos días. Es recomendable, tras la aplicación de este tratamiento, evitar determinados movimientos; abrir la boca en exceso o cualquier estimulación muscular excesiva. Esto debe tenerse en cuenta durante unos días.

Algunos de los beneficios que se consiguen, tras la colocación de los Hilos Tensores, son:

  • Estimulación de la hipodermis.
  • Regeneración de la producción natural de colágeno y elastina.
  • Mayor elasticidad en la piel.
  • Piel más luminosa y rejuvenecida…

La visible mejora de las arrugas y pliegues de la piel, se debe a la regeneración del colágeno, proporcionando una mayor elasticidad y luminosidad. Los hilos tienen una longevidad importante, pudiendo perdurar sus efectos más allá de un año y medio; después de ser implantados y reabsorbidos. Con ellos conseguiremos una redefinición del arco mandibular, reestructurando el óvalo facial.

Si tuviéramos que destacar una edad, las personas comprendidas entre los 30 y los 60 años, serían las más propensas a realizarse este tratamiento estético. Esto tiene una explicación muy sencilla: a partir de los 30 años, suelen comenzar a ser evidentes algunos signos de la edad. Si quieres lucir una piel joven, tersa y luminosa, te recomendamos este tipo de tratamiento; verás que los resultados son inmediatos y…repetirás. ¿Te animas a probarlo?

Beneficios de los Hilos Tensores Faciales
5 (100%) 6 votes

No hay comentarios

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.